10 oct. 2010

9a etapa: Ventas de Naron - Melide

Turbo-etapa la de hoy.
Porque ha sido el dia que mas hemos madrugado, porque ha sido el dia en que mas pronto hemos echado a andar (impresionante empezar a caminar siendo aun de noche y con el cielo sembrado de estrellas e impresionantes los mares de nubes que hemos divisado entre las montañas al amanecer) y porque hemos andado a ritmo de maraton como si la vida dependiera de ello hasta completar 28 km de etapa en menos de 6 horas; con sprint final incluido corriendo con la mochila a cuestas por las calles de Melide.
Todo por tratar de conseguir cama en el albergue y para quedarnos al final con 1 palmo de narices y tener que dormir al final en unos barracones acondicionados en el pabellon deportivo del pueblo, que si bien no estan nada mal (literas y duchas de 1ra, mi mejor ducha del Camino hasta ahora) no tienen la comodidad ni la intimidad (aqui dormimos 140 personas hoy) de 1 albergue al uso.
Por lo demas, impresionante homenaje culinario el que nos hemos dado basado en el famoso pulpo de Melide.
Igualmente impresionante ha sido caminar hoy con 1 nuevo grupo de peregrinos que conoci en el albergue de ayer y haberme sentido 1 mas en su grupito.
Por desgracia, esto empieza a tocar a su fin aunque aun queda mucho que disfrutar.
Buenas noches.


--
Sent from my mobile device

1 comentario:

Lara dijo...

El cielo sembrado de estrellas.... aquí donde yo vivo eso es cada noche y es espectacular. Ya te queda menos si pero ¿y todo lo vivido? eso no te lo quita nadie.