26 ago. 2009

El precio se olvida, la calidad se recuerda

He encontrado este titular en un blog que suelo leer: Pymes y autónomos.

No es que pretenda yo hacer disertación alguna sobre los tiempos de crisis que corren ni nada parecido; pero me viene al pelo para reflexionar sobre los esfuerzos que realizamos para conseguir un logro determinado en nuestras vidas, y la satisfacción que el susodicho pueda dejarnos a posteriori.

Fueron días de asueto y relax.
Conseguir vernos supuso un esfuerzo mutuo nada desdeñable, pero el recuerdo de aquellas pocas horas compensa con creces y me devuelve una única conclusión: valió la pena.

Y confío que así siga siendo por MUCHO tiempo.

Seguiré aplicando el título de hoy siempre que pueda.

1 comentario:

Lara dijo...

Pues el título de hoy es una gran frase ;)
Muuuuuacks!