31 dic. 2008

Un año más... ¿o uno menos?

Heme de nuevo aquí, oh campos de soledad, mustios collados.

Aunque realmente, aquí es la primera vez que vengo por estas fechas.
En la era de Facebook y Tuenti, tiene mérito, creo yo, seguir blogueando 4 años y medio después de haber empezado a hacerlo.
Y aunque no haya sido un año precisamente porlífico literariamente hablando.

Ha sido un año de cambios, el primero de ubicación (geográfica?) de esta ventanita mía; pero aquí seguimos al fin y a la postre... y otros tantos cambios...

He crecido, he madurado, he cambiado (esto ya lo había dicho).

Tengo tantas cosas (y no me refiero a cosas materiales), que sería inútil pretender enumerarlas pues siemrpe me dejaría alguna (y seguramente importante, pues todas lo son) en el tintero; y no quiero que eso ocurra.

Sigo sintiéndome igual de pleno que manifestaba hace un año; bueno no, miento, me siento aún más pleno.
Y eso debo agradecérselo infinito (o más!) a todas y cada una de las personitas que han interactuado conmigo en este tiempo; ellas son las "culpables", bendita culpa diría yo, de que hoy esté aquí sentado escupiendo por los dedos todas y cada una de estas letras.
Por supuesto, los hay más y menos culpables... ellos y ellas lo saben, que se dén por aludidos si quieren y gustan de ello.

Y sin embargo, no todo iba a ser precioso y hermoso, en estos últimos tiempos vengo experimentando en mis propias carnes aquello de que "cuanto más tienes más quieres" y descubro en mi mismo una vena inconformista y reivindacora-reivindicativa que, me atrevería a decir, desconocía hasta ahora; o no se había manifestado con tanta fuerza...

Soy consciente de lo que eso provoca (de lo que yo provoco) al dejar salir aquella vena mía; prometo esforzarme tanto como me sea posible por, al menos, tratar de no herir ni zaherir a nedie con ella; mucho menos si se trata, como suele ser, de seres muy cercanos y queridos.

Para todos aquellos que, como yo mismo, hayáis disfrutado intensamente este 2008 que ahora toca a su fin (y para los que no también, pero sin tanta alegría); habéis de saber que tendréis un segundo más para prolongar esa felicidad.
No lo digo yo; y ya fue también así en 2005 y 1998.
Sugiero exprimirlo y aprovecharlo al máximo con nuestros seres queridos, pues cada momento es importante.

Mi más sentido recuerdo para aquellos que ya no están entre nosotros; recuerdo en especial a E, que se fue a finales de marzo, y a mi Yayo hace ya 21 años
Donde quiera que estéis, seguid iluminándonos y cuidando de nosotros.
Se os quiere y se os echa de menos.

Me autoimpongo, como propósito de año nuevo, ser más cuidadoso y ordenado... yo sé lo que me digo...


Ya lo dije el último día que publiqué: os quiero!
Gracias por seguir aquí, a los habituales y a los esporádicos, a los que comentáis y a los que pasáis de puntillas...

¡¡¡¡Vamos a por el 2009!!!!

Por cierto, yo lo inicio en el blanco elemento mañana mismo.
Esta vez sí: habrá fotos!

Besos!

3 comentarios:

Elena dijo...

Bueno, pues parece que el 2008 ha sido un buen año para ti,no? Pues me alegro mucho. No es malo ser inconformista si sabes dónde esta el límite (si es que lo hay,claro). Es peor ser todo lo contrario, no crees?
Ahora mismo debes estar quitándote los esquíes, tras un laaaargo dia de viaje y diversión,no? Espero que lo disfrutes al máximo. Ah! Y por si lo lees antes, recuerda: el 7 y el 9. :P Un besazo!

Lara dijo...

Para mí el 2008 ha sido bastante malo pero voy a por el 2009, va a ser mi año y nada me va a parar ;)
Feliz año guapetón!!!!!

[[Nutella]] dijo...

bellooooooooooo tu escrito, como siempre con esas palabras tuyas que hacen que leamos con avidez, es bueno hacer un examen de conciencia y el tuyo es muy detallado, siempre hay buenas y malas, os felicito por lo bien que haya ido este año k recien termino y animo por lo mal que pudo haber estado...........feliz 2009 para ti y los tuyos.......un beso gordo para ti