13 oct. 2008

Obituario

Me chivan que hoy, precisamente hoy, hace ya la friolera de 21 años que nos dejaste; cuando yo tenía tan sólo 9.

El próximo "finde" iré para allá y, vive Dios, que te añoro poderosamente al pensar que visitaré la Alhambra como un cualquiera cuando en su día la visité de tu mano...

Lástima que, por entonces, yo era demasiado canijo y hoy sólo me queda de aquello un vago recuerdo y la enorme añoranza de no haber podido disfrutar de toda aquella sabiduría tuya años más tarde; cuando mi edad biológica, mi capacidad de asimilación y mi madurez me hubieran permitido atesorar lo que sin duda hoy se me antoja uno de los más preciosos y valiosos legados que habría podido recibir de ti.

Creo haber oído alguna vez en la familia que fui el único nieto (o uno de los pocos) con el que te parabas a jugar y pasabas las horas.
Si fue así, has de saber que me honra enormemente; y si no, siempre será mi particular fantasía.

Hoy, precisamente hoy; te añoro y quiero.
Y, aunque sé que nos vigilas y cuidas constantemente, hay veces en que tu recuerdo viene a mí.

Gracias por tu recuerdo, tu legado, tu historia.
Hasta siempre, querido "Yayo".

3 comentarios:

Valentina dijo...

Aunque la visites como un cualquiera, todos los rincones estaran llenos de recuerdos, eso hará que la visita sea muy especial.
Besitos.

Lara dijo...

Precioso post, me ha encantado. Esté donde esté seguro que estará orgulloso de ti.
Muuuuacks!

Md. dijo...

Uffff! mucho para mi y mis sentimientos. Qué hubiera sido del mundo si hubieran coincidido dos fuerzas tan increíbles? La naturaleza se protege pero nos ha dejado un legado maravilloso en su nieto y espero que alguna vez puedan decir de tí cosas tan bonitas como tu dices ahora. Un gran orgullo y muchísimo cariño. Loladesp